Alimentos seguros y como servirlos

Alimentos seguros y como servirlos

Como dueño responsable, nuestro principal objetivo es el bienestar de nuestra fiera. Sabemos que a muchos les preocupa su alimentación así como la posibilidad de ofrecer alternativas. Es por eso que contactamos a Francisco Chaparro, etólogo canino experto en conducta y bienestar animal, para que nos compartiera compartió consejos sobre alimentación y nutrición canina.

Teniendo en cuenta que el perro se ha desarrollado en la naturaleza antes de la domesticación del hombre, y ha sido capaz de mantenerse a sí mismo con alimentos que el mismo encontraba en la naturaleza hasta nuestros días. Hoy responderemos a la gran pregunta. ¿Qué comen los perros?

Elegir los alimentos seguros para nuestros tótems puede ser un asunto delicado por lo que recomienda realizar pruebas de asimilación dando pequeñas muestras del nuevo alimento en ayunas para detectar reacciones alérgicas o intolerancias. Los alimentos de esta lista son completamente seguros para un perro normal, sin ningún problema de salud específico, siempre que se preparen correctamente y se tenga en cuenta las necesidades físicas de nuestra fiera.

Para facilitar el racionamiento y la preparación, Francisco Chaparro los clasificó en las siguientes categorías:

Carnes

La carne debe ser el principal alimento en la dieta del perro dado su origen carnívoro. Esta debe componerse al menos de un tercio de carne magra para garantizar el aporte de proteínas de alta calidad y beneficiar el desarrollo físico del perro. En cuanto a la preparación, aunque la mayoría de perros sanos pueden digerirlos y procesarlos sin problemas crudos, existe el riesgo de infecciones por bacterias y parásitos, por lo que se recomienda la cocción de estos alimentos. Además, el 90% de los perros con los que Francisco ha hecho la prueba prefieren el sabor de la carne cocinada. Se pueden encontrar las siguientes carnes en el mercado:

 

  • Carnes rojas: Se considera carne roja a casi toda la carne de mamífero (vaca, cerdo, cordero, caballo, ciervo) con excepción de algunos cortes con un alto contenido de hierro. Su valor proteico es de entre el 16 y el 22% y no contienen carbohidratos. La proporción de grasa depende en gran medida del corte elegido y de la crianza del animal. Además son ricas en hierro, cinc y vitaminas del grupo B. Las calorías de la carne roja dependen en gran medida de la grasa que contenga, 100g de carne magra de res tienen alrededor de 140 kcal. Ojo: las carnes rojas crudas pueden tener huevos de parásitos. Se recomienda cocinar correctamente.

 

  • Carnes blancas: Se le llama carnes blancas a las carnes de aves (pollo, pavo, pato, perdiz), roedores (conejo, liebre, cuyo) y reptiles (caimán, iguana, tortuga). Tienen  valores proteicos nutricionales similares a los de las carnes rojas, salvo por menor contenido de hierro, grasas y sodio. 100g de pechuga de pollo contienen alrededor de 165 Kcal. El principal riesgo del pollo crudo es la presencia de bacterias como la de la salmonelosis, se recomienda dar lo más fresco y cocinado posible. Al separarlo de la piel podemos bajar considerablemente el número de calorías lo que lo convierte en buena opción para perros en tratamientos por obesidad.
  • Pescado azul: Se llama así a cualquier pescado con más del 2´5% de grasa intramuscular. Suelen ser peces de aguas frías. Son muy ricos en proteínas, entre el 15 y el 18 %, diferentes tipos de minerales y ácidos grasos de calidad (ω-3). Se recomienda siempre congelar y cocinar antes de servir debido a la alta probabilidad de parásitos y metales pesados en el tejido muscular y las vísceras. Algunos pescados azules como el salmón o el atún pueden ser muy caros, pero otros como el Jurel o la sardina pueden ser tan económicos como el pollo.
  • Pescado Blanco: Se llama pescado blanco a los peces cuya carne tienen menos del 2,5% de grasaintramuscular aunque son más ricos en proteínas (17-22%) Tienen menos ácidos grasos que el pescado azul, aun así son muy buena fuente de proteínas y vitaminas B, con un bajo valor calórico. Lo que lo convierte en muy buena opción para perros con sobrepeso. Algunos de los pescados blancos más comunes son el gallo, el bacalao, la merluza, congrio, el lenguado, etc… El bacalao en salazón acumula tanta grasa que algunos nutriólogos lo consideran pescado azul.

 

 

Alimentos de origen animal

Igualmente importantes por su aporte de grasas, colágenos, minerales, enzimas y vitaminas. Son un aporte necesario para garantizar una nutrición equilibrada en la dieta de nuestro perro. Y en algunos casos proporcionan nutrientes especiales que pueden ayudar a mejorar la salud y la cognición de nuestros mejores amigos. Algunos de estos en estado natural pueden ser ricos en parásitos y toxinas que pueden causarles dolores de panza a los perros si no se preparan correctamente. Es importante dar variedad de estos alimentos para garantizar el balance nutricional.

  • Hueso de carne roja: Se caracterizan por ser más pesados y de mayor tamaño, Los más largos (fémur, humero) tienen tuétano blanco muy rico en grasas y aminoácidos esenciales. El resto de huesos crudos son muy buen hueso recreativo con mucho fosforo y calcio. Hay que tener en cuenta que en la mayoría de huesos las concentraciones de calcio, la parte rígida del hueso, se diferencia muy bien de la medula ósea, la carne y los tendones pegados al hueso. Esta médula es la parte más nutritiva y es el verdadero alimento del hueso. El perro, por lo general, evita comer la parte rígida del hueso conformándose con roer la carne pegada en este. Los cartílagos y ligamentos pegados en el hueso son muy ricos en colágeno.

 

  • Huesos de carne blanca: Son más ligeros que los de carne roja debido a la menor concentración de calcio y fósforo. Su medula ósea es roja por que concentra el hierro del organismo. La pared de calcio es más delgada, motivo que muchos veterinarios recomienden evitarlos a toda costa. Pero, como hueso carnoso crudo, junto con la carne no suele dar ningún problema ya que se digiere por completo en el organismo. El exceso de hueso en la proporción de la pieza puede retrasar la digestión intestinal provocando estreñimiento y heces blancas. La patas son un buen aporte de calcio fósforo y colágeno

    Algunas bacterias infecciosas como la salmonela proliferan en la carne blanca. Por esto es necesario conservar, manipular y cocinar correctamente y con las medidas de higiene necesarias para garantizar la salubridad de la familia. Si te preocupa demasiado el riesgo de una lesión por desgarro en las vías digestivas, puedes molerlo fácilmente en un triturador y añadirlo a la ración.

 

  • Vísceras: Son los diferentes órganos alojados dentro de la caja torácica y el vientre y cabeza. Cada uno tiene propiedades propias pero la adición a la dieta del perro de todas las vísceras del animal puede contener todos los minerales, vitaminas, encimas y aminoácidos esenciales necesarios para el perro por varios días especialmente para perro ancianos y hembras en periodo de cría. Suelen tener precios muy económicos debido a la baja popularidad en la gastronomía actual. Algunos como el estómago o el corazón están compuestos en su mayoría de materia muscular mientras que otros son formados por tejido glandular, estos, como el hígado o el páncreas son muy ricos en vitaminas y minerales y enzimas digestivas que facilitan la digestión.

 

 

  • Huevo: Es un alimento con muy alto valor nutricional, con mucha diferencia, una de las proteínasde máxima calidad que podemos dar a nuestros perros. Deben cocinarse siempre, ya que la clara cruda contiene avidina, elemento que elimina a la biotina (vitamina E). La yema contiene un 17’5% proteínas, 32’5% lípidos (17% ácido linoleico), 48% agua, 2% minerales. La proteína de la clara de huevo (albúmina) es la única proteína que circula en sangre y en la linfa libremente de forma natural. Las cascaras son excelente fuente de calcio.

 

  • Lácteos: La leche cruda no es un  buen alimento para los perros debido a la baja digestibilidad de la lactosa al carecer de la enzima lactasa entre sus enzimas digestivas. Los procesos de fermentación en la producción de quesos y yogures pueden convertirlo en un excelente alimento rico en minerales, vitaminas, proteínas, grasas y enzimas.

 

  • Grasas de origen animal: La manteca animal debe considerarse la principal fuente de energía del perro ya que la metabolizan rápidamente en el estómago. La proporción de grasa en el plato de un perro casero no debe exceder el 10% de la ración de un perro casero joven para mantener su peso y su nivel de actividad. Pueden asumir por tanto que la materia grasa unida a la carne que administramos a nuestros perros puede ser suficiente para mantener sus necesidades energéticas.
  • Mariscos: Igualmente ricos en proteínas grasas, minerales, y ácido úrico. Su alto precio lo vuelve una opción poco recomendable aunque no dejan de ser una opción muy nutritiva y una adición esporádica segura a la dieta de nuestras mascotas. Muy importante por su gran aporte de DHA que mejora la comunicación neuronal.

 

 

Vegetales

Aunque los perros son considerados carnívoros, lo cierto es que con el proceso de domesticación los perros se adaptaron a consumir diferentes alimentos vegetales propios de la convivencia con los humanos. Los vegetales son el grupo más variado de alimentos, por lo que corresponden por si mismos la mayor fuente de vitaminas, minerales y azucares.

Poseen mucha fibra, que contribuye a la cohesión de las heces. Y aportan multitud de texturas, sabores y aromas a la comida. Al menos un tercio de la dieta de nuestro perro debe estar compuesta de diferentes vegetales para estar seguros de cubrir todas las necesidades nutricionales del perro. Aunque algunos perros los comen crudos es recomendable lavar, cocinar y procesar estos alimentos para facilitar la digestión y la salubridad. 

Cereales

Constituyen la base de la alimentación de la humanidad, cada civilización tiene su cereal característico base de su agricultura. Son considerados la mayor fuente de energía biológica ya que principalmente aportan hidratos de carbono, siendo este su más importante aporte a la dieta del perro. Algunos perros no los procesan bien aunque las principales diferencias en el ADN de perros y lobos son adaptaciones para su mejor absorción lo que explicaría por qué los perros primitivos se acercaron a los asentamientos humanos atraídos por sus desperdicios. Es importante mantenerlos por debajo del 10% de la ración del perro.

Legumbres

Son fuente de proteínas vegetales, fibra, vitaminas B y minerales. La mejor opción para dietas veganas debido a su menor proporción de carbohidratos. Se dan en todo el mundo en diferentes épocas del año y son de fácil conservación por lo que suelen ser muyaccesibles. Debido a que suelen tener piel y ser semillas muy duras el perro no puede digerirlas si no las cocinamos. Al triturarlas y hacerlas puré facilitamos su ingestión y digestión.

Hortalizas

Son económicas y se pueden conseguir diferentes variedades en cualquier época del año. Aportan Carbohidratos como almidón, vitaminas y minerales son la principal fuente de fibra y vitaminas en la alimentación del perro. Se recomienda servir muy cocinadas y/o trituradas aunque algunos perros las aceptan crudas. 

Hojas tiernas o forrajes

Por lo general son mejor aceptadas que otros vegetales. Suelen ser ricas en nutrientes y tener propiedades beneficiosas para el organismo con muy pocas calorías. Además de colaborar en la formación de heces firmes si se usan con precaución. Todas son ricas en calcio y fibra entre otros minerales. La mayoría son ricas en vitaminas.

Frutas

Las frutas son ricas en fructosa, un azúcar más fácil de procesar para los perros que la sacarosa, el almidón o la lactosa, por lo que se recomienda dar en poca cantidad ya que pueden causar sobrepeso a pesar de su poca grasa. Se recomienda usar más por sus propiedades y nutrientes que como base de la ración.

Pueden servirse crudas aunque hay muchas probabilidades de rechazo por su sabor acido prefiriendo los perros las más dulces. Si los acostumbras desde pequeños la mayoría de los perros acepta bien las frutas. Algunas semillas pueden contener sustancias tóxicas pero suelen ser de difícil digestión para el perro por lo que es poco probable una intoxicación accidental.

Muchas gracias Francisco Chaparro por esta valiosa información! Si les gustó, pueden encontrar más información en su página web www.franciscochaparro.com

Comments

comments

About the Author